Take Action

TAKE ACTION

Cada ciclo escolar los alumnos de séptimo a noveno grado buscan casusas para ayudar con donativos que ellos mismos buscan y entregan, y estas son las historias a contar…

Esta iniciativa se llamó inicialmente Acción Social, cuando “íbamos a asilos a cantarle a los viejitos y pasar tiempo con ellos, también una vez al año hacíamos colecta para el asilo San Francisco… y eso nos enseñó a voltear a otros lados”, nos platicó la Directora Formativa del Sistema Viktor Frankl, Jannet Padilla.

La historia de esta iniciativa cambió en 2017 cuando se convirtió en Take Action con la acertada idea de despertar en los alumnos del plantel secundaria su generosidad buscando que ellos tomen acción en cada apoyo. “Las nuevas generaciones son más empáticas y nos enseñan nuevas oportunidades de ayudar, esa visión de cada alumno es importantísima para que sigamos apoyando. Son mentes frescas que nos abren los ojos”, afirma Miss Jannet.

Así, cada grado elige una causa, motivan a la comunidad, se ocupan de hacer el plan de recaudación y la entrega a los beneficiados, de este modo se ha logrado ayudar a muchas comunidades como refugios caninos, asilos, madres solteras, bomberos, instituciones como el DIF Corregidora, a niños con cáncer a través de AMANC. Las historias maravillosas son muchas y quedan en el recuerdo. Por ejemplo, se propuso hacer un kilómetro con monedas de 10 pesos para pagar una quimioterapia, y lo mejor fue que se rebasó el objetivo reuniendo lo suficiente para pagar dos quimioterapias y media en el HITO de Querétaro.

Lo mejor de esta iniciativa es que “hemos logrado trascender, y alumnos ya egresados siguen liderando otras iniciativas, e incluso haciendo alianza externa con el colegio. Orgullosos vemos que esta experiencia les abre la puerta, no hay freno ni excusas para seguir ayudando”, cuenta orgullosa Miss Jannet, también Directora del plantel Refugio.